COMUNIDAD VIAJERA






mask slider

El Castillo de Bran, la morada del Conde Drácula en Rumanía

Publicado el 12/02/2019 en Literatura

Antiguamente, el Castillo de Branbrana» significa «puerta» en eslavo-,  era un baluarte conocido como La Piedra de Dietrich, construido por los caballeros teutónicos en 1212, como una fortificación en la entrada de un puerto de montaña a través del cual los comerciantes habían viajado durante más de mil años.

En 1242 fue completamente arrasado por los tártaros y en 1377, Ludovic D’Anjou, monarca de Hungría, dio a los habitantes de Brasov el privilegio de construir un castillo en el lugar de la vieja fortaleza. Después de casi dos siglos, entre 1419 y 1424, el castillo pertenecía a Segismundo, rey de Hungría. Entre 1438 y 1442, el castillo fue utilizado como baluarte defensivo contra el Imperio otomano, y más tarde se convirtió en un puesto de aduanas en el puerto de montaña en la frontera entre Transilvania y Valaquia. El gobernador de Valaquia, Vlad Tepes -Vlad el Empalador, Conde Drácula en el imaginario colectivo- estuvo durante casi 30 años, pero no tuvo un papel relevante en la historia del castillo, aunque pasó varias veces a través de la garganta de Bran. Durante un período, el castillo de Bran perteneció a los reyes magiares, pero la ciudad de Brasov ganó la posesión de la fortaleza en 1533. A finales del siglo XV, se subordina a la autoridad del Comité Szeklers.

Ya en el siglo XX, en 1920, el Castillo Bran se convirtió en residencia real en el Reino de Rumania. Se convirtió en el retiro predilecto de la reina María. Lo heredó la hija de esta última, la princesa Lleana y fue requisado más tarde, después de la II Guerra Mundial, por el régimen comunista, que expulsó a la familia real en 1948. En 2005, el Gobierno rumano aprobó una ley especial que permite que las propiedades expropiadas ilegalmente pudieran ser demandadas, siendo el Castillo de Bran un claro ejemplo de ello. Un año más tarde el castillo fue cedido en propiedad a Dominic von Habsburg, el hijo y heredero de la princesa Ileana.

El mito de Drácula y el Castillo de Bran

El escritor irlandés Bram Stoker publicó en 1897 la novela «Drácula», motivo por el cual se creó la fama del castillo asociado con el personaje, Drácula, a la sazón el vampiro más famoso de todos los tiempos. Se rumorea que basó su obra en conversaciones con un húngaro llamado Arminius Vámbéry, el cual le habló de Vlad Draculea, más conocido como Vlad el Empalador, famoso por castigar a sus enemigos con el método del empalamiento. En cuanto al nombre, se cree que deriva cuando Segismundo de Luxemburgo investido como Vlad II, padre de Vlad Tepes, fundó la Orden del Dragón, una orden secreta dedicada a combatir a los turcos, y cuyo emblema era un dragón, comúnmente asociado con el símbolo del diablo. Parece que esta es la razón por Vlad Tepes fue llamado Vlad Drácula.

COMÉNTANOS

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Page 1 Created with Sketch.
Page 1 Created with Sketch.
Page 1 Created with Sketch.
Page 1 Created with Sketch.
Ningun comentario disponible