COMUNIDAD VIAJERA






mask slider

El culto a los muertos en el Antiguo Egipto | Vagamundos Blog

Publicado el 12/05/2019 en Literatura

Según los egipcios, todo cuerpo tenía varias almas, o, mejor dicho, varios tipos de almas (Ba, Akh, etcétera). Pero lo que contaba era su Ka, su doble. Mientras las almas de los difuntos volaban al cielo y se transformaban en estrellas fijas, el Ka permanecía junto al cuerpo al que había dado vida, siempre que éste se conservara adecuadamente. De otra forma, si el cuerpo se descomponía, el Ka se disolvía junto con los restos mortales en los que había habitado. Para mantener vivo al Ka se llevaban a la tumba ofrendas de manjares, vestiduras y todo lo necesario para una existencia cómoda. Esta costumbre, que se practicaba en todos los niveles sociales, llegaba a su punto máximo cuando se trababa de los soberanos. Como precaución, normalmente se colocaba al lado del cuerpo sin vida, una estatua del difunto, a la cual pudiera referirse el Ka o doble, en el caso de que el cuerpo humano se destruyera.

Fue ésta la base sobre la cual se fundó el culto egipcio de los muertos, sin duda una una de las características dominantes y más significativas de la civilización del Nilo. Fue también una de las más conocidas, por lo menos superficialmente, porque buena parte de la reconstrucción de la historia, la vida y el carácter de los egipcios que hemos hecho en nuestra época se funda en los hallazgos de tumbas (y Egipto conserva una enorme profusión de tumbas que aún hoy se siguen descubriendo); también porque esta característica del culto egipcio, la muerte, la momificación, es la que más se ha grabado en la fantasía popular.

La idea de momificar el cadáver, esto es, de tratarlo con sustancias químicas, a base de resinas y bálsamos, con el propósito de preservar la integridad de los cadáveres y que se conservaran largo tiempo, deriva de la concepción de la presencia necesaria de los restos humanos para asegurar la supervivencia del Ka. La preparación de la momia, a la que se le extraían las vísceras y se fajaba estrechamente, era sumamente laboriosa.

En los tiempos antiguos, la momificación se reservaba al soberano. Posteriormente, empezó a difundirse en las clases nobles, y poco a poco en las menos elevadas. Naturalmente que el tratamiento empleado era distinto, como lo era también la precisión con que se ponía en práctica.

Las tumbas egipcias descubiertas hasta ahora, salvo en el caso de la de Tutankamón, fuese cual fuere su importancia, fueron desvalijadas por los ladrones de la Antigüedad.

El sarcófago en su parte superior reproducía los rasgos del difunto y la superficie se decoraba con símbolos relativos al culto de éste

Sea como fuere, además de por las artes de la momificación, muchos cadáveres de los antiguos egipcios se conservaron también debido a la sequedad y la pureza bacteriológica del suelo y de la región del país, que, junto a las momias, enterraba buena parte de sus posesiones y riquezas.

El LIBRO DE LOS MUERTOS es uno de los textos fundamentales de la cultura del Antiguo Egipto. Se trata de una recopilación de textos mágicos y de encantamientos funerarios que incluyen también himnos a Ra, el dios del sol y a Osiris, con la finalidad de proteger al difunto en su viaje al Más Allá. Las primeras versiones del Libro de los Muertos se remontan a los inicios del Imperio Medio (siglo XXI a.C.). eran fórmulas que, pronunciadas de la manera justa y en el momento adecuado, permitían al difunto superar los múltiples peligros que le esperaban en las distintas etapas del viaje. Estas ceremonias, quedaban reflejadas en rollos de papiros y en las vendas de lino de las momias, en las paredes de las tumbas, los sarcófagos y los elementos funerarios del difunto.

El Ba es una fuerza interna, componente de la parte espiritual del hombre. Es quizás el concepto más parecido a la noción que nosotros tenemos de alma. Digamos que es la parte trascendente que cuerpo. El Libro de los Muertos describe la peregrinación del Ba del difunto tras la muerte, el juicio ante Osiris, la vida en el paraíso del dios de los muertos. Auténtico manual de supervivencia ultraterrena, el Libro proporcional el modelo de la “confesión negativa” que debe pronunciarse durante el juicio, la fórmula para animar los ushebti, para recibir las ofrendas, para comer, beber  y respirar, fórmulas para transformarse en fénix, halcón, golondrina o flor de loto, para entrar y salir del Amenti (el mundo de los difuntos), y también para defenderse de los feroces cocodrilos y de los monstruos que habitan los abismos del Más Allá. Sin ellas, el difunto podía sufrir una segunda muerte, que significaba su total destrucción.

Viajaremos a Egipto del 09 al 22 de noviembre de 2019.

COMÉNTANOS

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Page 1 Created with Sketch.
Page 1 Created with Sketch.
Page 1 Created with Sketch.
Page 1 Created with Sketch.
Ningun comentario disponible