COMUNIDAD VIAJERA






mask slider

La religión de los incas, una forma de ordenar la sociedad en la civilización andina

Publicado el 31/03/2019 en Literatura

El imperio inca fue la última de las grandes civilizaciones andinas. Unió y controló un gigantesco territorio de 5.000 kilómetros de largo y su religión tuvo una gran importancia porque les sirvió para ordenar la sociedad.

CARACTERÍSTICAS DE LA RELIGIÓN INCA

El rey, conocido por el nombre de Sapa Inca, era considerado un dios y se le llamaba «Hijo del Sol». Todo lo que tocaba el rey se convertía en sagrado. Para redondear la condición del rey, era considerado el centro del mundo. Los incas creían que el universo funcionaba correctamente gracias a él. Vivía en la ciudad central del imperio, llamada Cuzco, que significa «ombligo».

Una de las principales tareas del monarca era presidir la celebración de los rituales necesarios para que las cosechas fueran abundantes, además de las fiestas en honor a los dioses. También era cuestión suya anunciar los equinoccios y los solsticios.

Para celebrar los rituales, realizar las observaciones astronómicas y atender a las necesidades del rey era necesario contar con un gran número de sacerdotes. El más importante de ellos era el sumo sacerdote del Coricancha, el templo del sol del Cuzco, cuyo cargo recaía en el hermano del rey.

LOS DIOSES ANDINOS

Los incas tenían sus propios dioses, pero dado que tuvieron una gran expansión por los Andes, fueron adoptando también los dioses de los pueblos conquistados, como Viracocha, dios de la cultura Tiahuanaco, el que lleva la civilización a los hombres. Cuando el conquistador español Francisco Pizarro entró en contacto con los incas, estos creyeron que se trataba del propio Viracocha que regresaba. Otro de los dioses que tomaron como propio fue Pachacamac, que procedía de la cultura costera y su templo se ubica en las cercanías de Lima. Era el creador de la humanidad y esposo de la Pachamama o madre tierra, diosa muy conocidad entre el pueblo, cuyo culto estaba relacionado con la fertilidad de los campos y los animales.

Sin embargo, el más importante de todos era Inti, el Sol. Los reyes incas decían queran sus descendientes directos. Su esposa era Quilla, la Luna, madre del firmamento. Otros de gran importancia eran Illapa, dios del trueno y de la lluvia y Saramama, diosa del maíz.

LA FIESTA DEL SOL ACTUALMENTE

Los mayas, incas y aztecas fueron grandes astrónomos y muchas de sus celebraciones coincidían con los equinoccios y solsticios. El Inti Raymi o fiesta del dol inca coincidía con el solsticio de verano -año nuevo solar-. Para los incas esto significaba que obtenían el favor del sol para fecundar la tierra y procurar bienestar a los ciudadanos del imperio.

En esta ceremonia participaban los principales dirigentes del ejército inca, así como sacerdotes y señores. Sin embargo, según el ritual, todo el pueblo tenía que participar cuando el inca -emperador- brindaba por el sol con el pueblo.

Actualmente se celebra en Perú, en Cuzco, la antigua capital del imperio inca, la fiesta del sol, aunque se ha perdido notablemente su esencia original.

CUZCO Y SACSAYHUAMÁN

La ciudad de Cuzco era el centro político y también religioso del imperio inca. Cuando un viajero se acerca a la ciudad todos los detalles le llevan a pensar que están en un mundo sagrado.

La fortaleza de Sacsayhuamán, que presidía la ciudad de Cuzco, es una obra impresionante, ejemplo del poder e influencia de los emperadores incas. En sus murallas se representaban animales sobrenaturales que preparaban la entrada a la propia ciudad, en cuyo núcleo estaba el Coricancha, rebosando el oro que sibolizaba a Inti, cuyo hijo era el Sapa Inca. Este monarca o Sapa Inca tenía infinitos recursos, presentaba caracteres sagrados y su poder imperial era parecido al egipcio, centralizado y absoluto. Su estatus era sobrehumano y solo podía encontrar una esposa digna en su propia hermana -única, por otra parte, con sangre de dioses que se le pudiera comparar-. Esta pareja real tiene su relato paralelo en el mundo teológico en el que la pareja celestial divina está formada por el Sol y la Luna.

COMÉNTANOS

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Page 1 Created with Sketch.
Page 1 Created with Sketch.
Page 1 Created with Sketch.
Page 1 Created with Sketch.
Ningun comentario disponible