COMUNIDAD VIAJERA






mask slider

Un diamante es para siempre | Viaje a Sudáfrica | Vagamundos Blog

Publicado el 26/05/2019 en Literatura

Los diamantes son conocidos por su extrema resistencia, siendo uno de los materiales más duros del planeta. Su formación es un proceso geológico muy largo en el que intervienen una serie de fenómenos y factores. Se trata de átomos puros de carbono en forma polimorfa y que, bajo condiciones de presión y temperatura extremas se transforman en esta piedra preciosa.

Características. Se clasifican de acuerdo a cuatro características: claridad, color, corte y quilates. Tienen cualidades de conducción térmica superiores a cualquier otro elemento conocido y junto al grafeno son los más duros. La extrema resistencia de los diamantes se debe a la fuerte unión de sus átomos de carbono. En la escala de Mohs, que mide la dureza de un mineral, los diamantes reciben un 10 por sobre un máximo de 10. Sólo un diamante puede cortar o alterar otro diamante. Los quilates corresponden a su peso. Un quilate equivale a 0,2 gramos. En cuanto a la claridad, esta nos habla de su pureza. A mayor claridad, más puro es un diamante. Existen diez colores para diamantes, siendo blanco, amarillo y marrón los más comunes. El más apreciado es el blanco-azulado. El corte, corresponde a su forma.

Cómo se forma un diamante. El proceso de formación de esta piedra preciosa es muy complejo y puede llegar a demorarse millones y hasta billones de años. Este proceso puede ocurrir solo bajo la llamada capa litosférica, que se ubica entre 150 a 200 kilómetros bajo la superficie, que es donde se dan las condiciones extremas que necesita: temperaturas de entre 900 °C y 1300 °C y un nivel de presión de 30 kilobars. Allí, el carbón se combina en una molécula cubica y con el tiempo se mineraliza, transformándose en un diamante.

Los diamantes emergen a la Tierra a través de erupciones volcánicas. Una vez que el magma de las erupciones se enfría, éstos se acumulan en depósitos. Si bien se han encontrado diamantes en 35 países, las mayores reservas de estas piedras preciosas están en Rusia, Botswana y Sudáfrica. Sin embargo, recientemente, unos científicos descubrieron diamantes en la Antártida, aunque, por el momento, este continente está protegido de la explotación minera, mediante un tratado internacional.

El diamante “Estrella del Sur”. El 26 de enero de 1905, a tan solo 9 metros de profundidad, fue descubierto el mayor diamante jamás hallado en el mundo, el famoso Cullinan Diamond, conocido como «Estrella del Sur» (por la novela de Julio Verne que lleva ese título y designa al diamante mayor del mundo), de 3.106 quilates (621,2 gr), y una longitud aproximada de 10.5 centímetros. Fue comprado por el gobierno de Transvaal en 1907 por 150.000 libras, y regalado al rey Eduardo VII de Inglaterra en su sesenta cumpleaños, para agradecerle haber otorgado tan rápido, después de la guerra, la autonomía a los estados afrikáners. La renombrada firma Asscher de los Países Bajos fue la encargada de tallarlo. La meta era eliminar inclusiones y conseguir las piedras más grandes posibles. El diamante se dividió finalmente en 105 pedazos (96 pequeños y 9 grandes) que fueron incorporados a la corona británica. El más importante (Cullinan I), de 530,2 quilates, fue bautizado como Great Star of África, hasta hace poco el mayor diamante tallado del mundo (ahora lo es el Golden Jubilee y pertenece al Rey de Tailandia), forma parte del cetro real que se exhibe en la Torre de Londres, así como el Cullinan II, de 317,40 quilates, montado en la Corona imperial.

COMÉNTANOS

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Page 1 Created with Sketch.
Page 1 Created with Sketch.
Page 1 Created with Sketch.
Page 1 Created with Sketch.
Ningun comentario disponible