PLANIFICANDO VIAJES

Elegimos los destinos que nos apasionan, trabajamos intensamente los recorridos, diseñándolos a medida, valoramos presupuestos con distintas agencias y receptivos, seleccionamos minuciosamente. Todos los servicios que componen el periplo y distribuimos el programa final entre amigos viajeros para formar grupo.

2020 /

SRI LANKA

DICIEMBRE-2020

Viaje a Sri Lanka en diciembre de 2020, 12 días, 30-35 personas

Mas información

  • SRI LANKA

    Viajamos a Ceilán, una joya con forma de lágrima, perdida al sur de la India; un maravilloso resumen de la creación que reúne innumerables encantos de los que no podremos escapar, testimonios de reinos desaparecidos, tradiciones y costumbres vivas, interminables playas de arena blanca, una vegetación exuberante donde habitan todas las gemas, crecen todas las maderas y las plantas virtuosas, el té, el aloe vera, el cacao, la canela o la vainilla. Un mosaico de Oriente donde sus gentes viven y disfrutan en un espíritu de paz y tolerancia.


    En nuestro periplo visitaremos, entre otros muchos lugares, antiguas capitales como Anuradhapura, en cuyas piedras está escrita la historia de la isla; Polonnaruwa, con sus ruinas del siglo XII recién redescubiertas, tras más de siete siglos perdidas entre la selva. Lugares insólitos como Sigiriya, “la Roca”, el majestuoso palacio fortaleza que un extravagante rey hizo construir en lo alto de un sorprendente cubo de granito de más de 250 metros de lado; otros como Dambulla, con sus ancestrales cuevas-monaterios excavadas en granito puro, o Kandy, ciudad sagrada del budismo; el sabor colonial de la holandesa ciudad de Galle, lugar exótico envuelta de vegetación tropical, con su majestuosa fortaleza.


    Visitaremos parques naturales como el de Minneriya, que nos dará oportunidad de conocer de cerca una fauna sumamente variada como elefantes, leopardos, macacos, búfalos salvajes, mangostas, ... además de innumerables especies de mariposas y aves; pasearemos a bordo del “tren del té”, para contemplar las verdes plantaciones de té salpicadas por los brillantes saris de las recolectoras tamiles, y lo finalizaremos con la visita de la capital, Colombo, donde experimentaremos la mezcla única de las influencias holandesas, portuguesas, británicas y cingalesas.